Loading Posts...

Ayer me encontré en tendencias la siguiente recomendación para que estés en casa sin moverte.

Sipnosis

Guerra mundial Z (en inglés World War Z) es una película estadounidense postapocalíptica de 2013 dirigida por Marc Forster y protagonizada por Brad Pitt.

Tráiler

Valoración

Hace tiempo en algún lado leí de los incontables problemas que tuvo debido a las constantes revisiones del guión y las diferencias creativas entre el director y los productores.

Guerra Mundial Z es una novela desafiante narrativamente hablando.

Todavía hoy logra enganchar por “el tema” que nos atañe a todos en estos momentos: con un rodaje intenso, y con un relativo margen entre la fantasía y la realidad.

A pesar de la reseña negativa por parte de la crítica especializada, World War Z es una película que se toma el tiempo para narrar las circunstancias, para recrear las innumerables escenas de tensión y lo logra cargando cada metraje con un aura de increíble realismo. -Recordemos que las secuencias iniciales nos trasladan a las consecuencias de un posible virus que devasta a toda la humanidad.

Producción, maquillaje, fotografía y efectos especiales

Los zombies en esta historia tienen más realismo, -personalmente me recordó a las terribles y estresantes escenas en la serie de Black Summer– y me refiero con esto al proceso de transformación.

El maquillaje es coherente, mostrando a estos muertos vivientes tal cual como luciría un ser humano preso de una fatal infección. “Los movimientos también son diferentes, vemos incluso zombies que se mueven muy rápido, a diferencia de lo que históricamente conocemos en el universo de The Walking Dead”.

“Cabe decir que esté mes llega una nueva temporada de The Walking Dead, para que lo tengas presente”.

Guerra Mundial Z es una mega producción con muchísimos problemas, principalmente de presupuesto, respaldada por cuatro estudios −entre los cuales se encuentra Plan B, fundado por Brad Pitt−, y con un equipo creativo conformado por J. Michael Straczynski, Matthew Michael Carnahan, Damon Lindelof y Drew Goddard. Estos dos últimos fueron llamados por Paramount para reescribir el final de la película, pues los ejecutivos de la distribuidora no quedaron muy satisfechos con la versión original.

Loading Posts...